[DIARIO LA SEGUNDA] Entrevista a nuestra Directora Ejecutiva.

[DIARIO LA SEGUNDA] Entrevista a nuestra Directora Ejecutiva.

Por Loreto Flores en Diario La Segunda. Fuente: Entrevista

A pesar de que no tenía ningún cercano con alguna discapacidad, Andrea Boudeguer se interesó en la accesibilidad universal cuando cursaba los dos últimos años de Arquitectura en la Universidad Finis Terrae. De hecho, su tesis fue sobre este tema. 

La enseñanza de la arquitectura me hizo reflexionar muy tempranamente que a nosotros no nos estaban enseñando a diseñar para todas las personas, y fui consciente de que había un grupo de la población que no iba a entrar en nuestros proyectoS, sentencia Boudeguer.

 Hace 15 años creó BAU Accesibilidad; donde es directora ejecutiva, empresa que obtuvo la certificación B. Es una calificación internacional, que redefine el éxito de una empresa, buscamos ser la mejor empresa para el mundo, no del mundo, explica. Además, Andrea es directora y profesora del diplomado de Accesibilidad en la U. del Desarrollo. Entrenamos a los arquitectos que después van a poder diseñar sus proyectos de manera accesible y hacer más rápido el desarrollo de esta temática y no nos demoremos 20 años en construir inclusión. Hemos podido formar a los profesionales que hoy día están empezando a generar los cambios en cada una de sus área

¿Cómo se deben reflejar las leyes de Inclusión Laboral y de Accesibilidad Universal?

La Ley de Inclusión Laboral busca que 27.500 personas con discapacidad ingresen al mercado laboral y eso significa que tienen que tener acceso a lo que yo llamo la ‘cadena de la accesibilidad', esto es salir de sus casas, llegar al bus, trasladarse, llegar a su espacio laboral y, dependiendo de su discapacidad, tener sus condiciones adaptadas para su uso. 

¿Cuál es el grado de cumplimiento que existe de estas leyes?

Depende de la perspectiva que lo mires. Como la Ley de Inclusión Laboral es reciente, de junio, todavía no está el reglamento, todavía no sabemos cómo las empresas van a tener que realizar esta inclusión, que recae en las empresas de más de 100 personas, donde el 1% tiene que tener alguna discapacidad. Y el reglamento del acceso universal es de marzo de 2016. En los proyectos nuevos está cada vez más incorporado el concepto, las municipalidades les están exigiendo a las inmobiliarias y a los arquitectos la incorporación de la accesibilidad universal. Todavía queda una brecha muy grande en los edificios que ya están construidos y se deben adaptar a la norma actual.

¿Qué sector está más atrasado el público o el privado?

Adaptar un edificio tiene un impacto económico importante en la institución, por eso hablamos de que la accesibilidad debe ser percibida desde el inicio del proyecto. Cuando el edificio ya está construido hay que hacer adaptaciones, hay que tener recursos, y esos recursos son más fáciles de percibir en el ámbito privado que en el público. Hoy el Estado no tiene dentro de su ítem presupuestario el desarrollo de adecuaciones de accesibilidad, debería tenerlo a partir del próximo año. El Estado está bastante más atrasado.

Esto también cruza a los colegios y universidades.

Los colegios y las universidades tienen un rol fundamental en temas de inclusión, porque para que haya inclusión laboral las personas tienen que estudiar, eso es fundamental. Se cruza el concepto de accesibilidad con la otra ley que es la Ley Zamudio, hoy día yo no puedo dejar fuera a un niño por su discapacidad, por lo tanto tengo que adaptar mi espacio y mi ambiente educacional para que ese niño, que tiene todas las aptitudes para poder ingresar, egrese del lugar donde estudia.

¿Qué nos falta como país en esta materia?

La educación en todo nivel, educar sobre el respeto del otro en términos de discapacidad, comprender que somos todos iguales, en el jardín infantil, en el colegio, en las universidades, en cada una de las carreras. La discapacidad es tan transversal que hoy día prácticamente todas las carreras pueden incidir en el desarrollo de una sociedad más justa. Son escasísimas las universidades que hoy día, en sus facultades de Arquitectura, enseñan a sus alumnos accesibilidad universal.

¿Cómo vamos a construir accesibilidad si no sabemos?

Hay plazo hasta marzo de 2019 para adaptar los edificios, ¿se irá a cumplir con la norma en esa fecha?

La experiencia nos dice que tres años para cumplir con la aplicación del reglamento es muy poco.

google-site-verification=Zt9TlYLduEpK9PVtyXHFx0BOxVo9ivbRqA5IR-eZO-M